Cocina Tradicional: un viaje por la gastronomía española

Ya viene siendo un tópico eso de decir cuando salimos de viaje: el paisaje muy bonito, todo precioso, pero como en España no se come en ningún sitio, y si encima es cocina tradicional mejor que mejor.


Pues bien, eso no es un tópico,  podemos decir que en cada pueblo de nuestro país se hace un plato distinto y espectacular. 
He aquí nuestra aportación a esta maravillosa cultura gastronómica que tenemos:

Como en España no se come en ningún sitio

      Fabada Asturiana – Asturias

Empezamos con un plato típico de Asturias. Cuando hablamos de Asturias y comida enseguida nos viene a la mente la Fabada Asturiana.

Se trata de un plato que se elabora con fabes de La Granja, un tipo de alubia blanca de carne jugosa que aporta cremosidad al caldo final. Eso sí, para preparar una fabada asturiana tradicional y auténtica necesitas incorporar el “compango” clásico, es decir, el acompañamiento de carnes ahumadas típico, que es chorizo, morcilla y tocino, pero no unos cualquiera, sino que deben ser asturianos para conseguir el sabor más puro. Aún así, si no puedes encontrar estos ingredientes tan especiales, puedes utilizar los que tengas más a mano, pues te quedará delicioso igualmente, aunque los matices serán distintos.

      Gazpachuelo – Málaga

Pasamos de Asturias a Andalucía, más concretamente a Málaga.

Hay un dicho en muchas casas malagueñas que se viene repitiendo desde muchísimos años atrás, y es: gazpachuelo, comida de duelo. Según parece en los duelos era común servirlo como forma de dar consuelo al estómago, y siempre lo traían las vecinas, de ahí el dicho popular.

Es una plato sencillo, humilde, y que se debe a los pocos recursos que había antaño, de tal forma que Málaga, pueblo de pescadores, aprovechaba los productos que le daba el mar, para alimentar las bocas de las casas más modestas. El planteamiento era simple: el caldo de cocer pescado y una mayonesa que muchos hacían sólo con la yema y la clara a veces cuajada en el mismo caldo. En otras versiones, se les mojaba pan, o se les pone arroz cocido, o patata cocida. Son todas las vertientes de un mismo plato.

En muchas casa también suelen prepararlo con pescado cocido, y aparte se pone arroz y patatas, por si alguien lo quiere completar. Un plato realmente exquisito.

      Migas Extremeñas – Extremadura

Damos un salto hacia Extremadura.
Las migas es un plato muy típico pastores que se come en toda España cocinadas de diferentes maneras, generalmente es un plato donde los pastores aprovechaban las sobras de pan duro.
Hay en algunos sitios de España donde las migas no se hacen de pan sino de sémola de trigo, pero en este caso las migas extremeñas se realizan con pan duro y va acompañadas de chorizo, tocino, pimiento verde y morcilla.

      Paella – Valencia

La paella se ha convertido sin duda en nuestro plato más internacional, aunque el arroz más famoso de España tiene orígenes humildes.

Su nombre se refiere al tipo de sartén que se utiliza para cocinar el plato, en valenciano, lugar donde nace gracias a los jornaleros que mezclaban los alimentos que tenían a mano, por lo que tradicionalmente en la paellera se echaba conejo, pollo, judías verdes, judías blancas, caracoles y todo tipo de verduras que tuvieran a mano.

      Cocido Madrileño – Madrid

Es considerado como uno de los atractivos de Madrid. En esta ocasión, también hablamos de un plato típico de España destinado a las clases más bajas originalmente, obreros o agricultores, que hacían una comida suficientemente completa para aguantar el duro trabajo de todo el día, y que se podía hacer en un sólo puchero.

El cocido es un guiso que consiste en un primer plato de sopa de fideos o el caldo resultante de cocer los garbanzos con verdura, generalmente repollo o judías verdes, pollo o gallina, morcillo (carne de ternera), tocino, chorizo y morcilla, que se sirven de segundo plato.

      Gazpacho y Salmorejo – Andalucía

El gazpacho es una sopa fría de pan majado, agua, aceite de oliva, vinagre, tomate, pepino, cebolla, ajo y pimiento verde, deliciosa y refrescante durante los meses de verano.

Otra variedad, de nuestras preferidas, es el salmorejo, más espesa y sencilla, con pan remojado, ajo, tomate, aceite, vinagre y sal, que se sirve con trozos de jamón serrano y huevo cocido. ¡Riquísimo!

Y muchos más platos típicos de España que os describiremos la semana que viene en nuestro post semanal. ¡Estad atento nuestras actualizaciones!

No Comments

Post A Comment

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar